Yissy García
 
Percusionista

Chano Pozo tiene que ser sin duda el arquetipo de un batería de Jazz Afro-Cubano, el "conguero" pionero cuya influencia sobre el jazz resonó por todo el mundo. Compuso "Mantenca" mientras formaba parte del grupo Dizzy Gillespie. Sus antebrazos tenían el tamaño de troncos de árboles. Murió en 1948.

Al lado opuesto de dicho espectro, en un pequeño piso de la Habana, conviviendo con sus padres, hermanos y su abuela, se encuentra sentada Yissy detrás de una moderna batería. Así es: hoy no va a tocar una conga. No llega a cumplir los treinta años de edad, tiene la apariencia de una supermodelo, y toca como si ya fuese la leyenda en la que parece que se vaya a convertir. 

Recién llegada a casa y exultante de alegría tras su tour en los Estados Unidos - "¡la patria del jazz!" - , donde fue recibida con los brazos abiertos, Yissy está emocionada por el próximo lanzamiento de Última noticia, el álbum que grabó con su proyecto, Bandancha, tras una exitosa campaña de crowdfunding online. ¿Su singular concepto? Conseguir que la gente baile al ritmo del jazz y rejuvenecer el género por medio de su fusión con la rumba, el reggae, el funk y la música electrónica. Incluso añadió a un DJ a la formación permanente del grupo. 

"Hace mucho tiempo vi un concierto de un pianista que me encanta, Herbie Hancock, y tenía un DJ en su formato jazz," recuerda. "Eso me impactó muchísimo y me dije a mí misma que quería hacer lo mismo cuando tuviese un grupo propio." 

Nacida en el musicalísimo vecindario de Cayo Hueso, Yissy es hija de Bernardo García, uno de los miembros fundadores de la legendaria orquesta Irakere. No obstante, seguir los pasos de su padre no era el destino de Yissy - que se matriculó en lecciones de ballet de joven -, sino más bien el de su hermano. Llamadlo ironía o destino, fue dicho hermano quien se convirtió en un bailador y Yissy quien acabó de batería. 

Las colaboraciones son algo natural para Yissy, quien ha colaborado con Maqueque - un grupo de jazz Afro-Cubano totalmente femenino formado por la soprano Canadiense y saxofonista Jane Bunnett - así como con Interactivo, el grupo experimental liderado por el pianista Roberto Carcassés.  "Soy un músico curioso", comenta. "Me nutro con la riqueza de otros proyectos." Su nuevo álbum no es ninguna excepción y fue invitada por personajes tales como Danay Suárez, Yusa y Kelvis Ochoa para formar parte de su aventura. 

Detrás de su batería, Yissy toca un sólido patrón clave, un guiño a la tradición percusionista de Yoruba que forma la base de una gran parte de la música Cubana, pero esto es únicamente un punto de partida para ella. Las baquetas de Yissy tocan los platillos con una fuerza que la harían destacar en cualquier grupo de rock. Posteriormente navega hacia una serie de riffs bebop más relajados que recuerdan al estilo de Kenny Clarke o Max Roach. Nunca sabremos si hay algo que Yissy sea incapaz de tocar.

Échate a un lado, Chano. Hay una nueva batería en la cuidad y está lista para adueñarse del mundo.