Havana Cultura Mix: The Soundclash! (2014)
Serie de discos supervisada por Gilles Peterson

En 2009, apareció "Gilles Peterson Presents Havana Cultura" seguido de un álbum de remixes. "The Search Continues" y "Mala in Cuba" aparecieron en 2011 y 2012, respectivamente. Ahora tenemos "Havana Cultura Mix: The Soundclash", una recopilación de colaboraciones entre cantantes/músicos y artistas cubanos independientes de todo el mundo. 

Todos estos proyectos han buscado fomentar los intercambios entre Cuba — con su ilustre escena musical tradicional — y estilos electrónicos florecientes fuera de una nación en la que los ritmos (salsa, rumba, cha cha cha) constituyen el elemento vital de su gente, pero donde hay un acceso limitado a música nueva y la tecnología de estudio es raramente asequible. 

Además, los intercambios culturales son la esencia de la música electrónica. Los ritmos cubanos (especialmente afrocubanos) se remontan al corazón de la música de baile — desde música disco hasta el house de Chicago y más allá — y la polinización cruzada es lo que la hace avanzar ¿Por qué no llevar la música electrónica a una nación que, en cierto modo, contribuyó a su nacimiento?

Esta es la esencia de "Havana Cultura Mix: The Soundclash". Después de filtrar cientos de solicitudes en un concurso de remezclas, Gilles y su socio de producción Brownswood, Simbad, fueron seleccionados diez artistas de nueve países —Reino Unido, Alemania, Hungría, Países Bajos, Sudáfrica, Rusia, Suiza, Chile y Cuba— y se les ofreció la oportunidad de viajar a La Habana para trabajar en el estudio con cantantes, raperos, percusionistas, trompetistas y otras figuras relevantes para grabar un álbum. 

El resultado son 12 canciones que no sólo ponen el foco sobre artistas electrónicos emergentes, sino que sacan a la luz un talento en bruto en un lugar tan apasionante como Cuba; una ventana poco común para admirar este país encantador con una economía lenta caracterizada por el ron, los coches vintage y los puros.

Desde el lado de la electrónica, está el toque moderno del Reino Unido con Rukaiya Russell y el alma profunda de Raumskaya de Rusia; la refinada sensibilidad afrocubana de Chillum Trio (Hungría) y los riddims traviesos de Seu Seppie de Sudáfrica, así como el house, el trip-hop, trap, minimal tech funk, dubstep distorsionado y más de noi5er (Chile), Teipah (Chile), Kerkstra (Países Bajos), DJ MonoKey (Alemania), Merlin Cornu (Suiza) y Kike Wolf (Cuba). 

Por el lado cubano contamos con la brillante calidad de Daymé Arocena y la calidad de rap feroz de Barbaro y El B. También podemos disfrutar de las armonías divinas de Sexto Sentido y los suaves acordes vocales masculinos de Los Niches, mientras que también nos deleitan habilidosos instrumentalistas cubanos, de prestigiosos grupos como Interactivo, con ritmos y melodías envolventes que tocan todos los registros.

Al combinar estos dos mundos — el sonido de la tradición cubana y la innovación de la música electrónica — Gilles y Havana Cultura no sólo moldean las formas tradicionales para crear algo nuevo, sino que además contribuyen a la evolución musical y le dan un impulso para que este proceso avance.