Havana Cultura:
¡Súbelo, Cuba! 

Durante mucho tiempo, la música electrónica se ha entendido como un conjunto de sonidos arraigados en lugares particulares: los estilos de house y techno inextricablemente unidos a Detroit, o el sonido jungle, de principios de los ’90, con ecos en Londres. Pero eso es algo que está cambiando, en América Latina más que en ningún otro lado. Un nuevo proyecto, dirigido por Gilles Peterson y el fabricante de ron cubano Havana Club (que creó la plataforma Havana Cultura en 2007 para promover la cultura contemporánea de la isla), ilumina el underground rítmico aventurero de rápida mutación que nos llega de Cuba. Es una escena en la que las ideas antiguas se reasentan en nuevos contextos, y las escenas afines generan nuevos diálogos.
 
Havana Cultura: ¡Súbelo, Cuba! revela una generación de músicos con ideas afines y progresistas que impulsan la música cubana hacia delante. Después de varios viajes para conectarse con garitos, colectivos y DJs, Peterson y Will LV, una de las dos mitades de LV - que lanzó Hyperdub y Keysound, entre otros - se conectaron con DJ Jigüe, productor y DJ muy respetado, cuyo sello Guámpara ha trazado nuevas direcciones dentro de la música cubana. Ha sido presentado por The Fader y Vice, y el álbum presenta su extensa red de colaboradores, que conecta las tradiciones afrocubanas con movimientos e ideas contemporáneas.
 
Fue grabado a lo largo de dos semanas en La Habana a principios de 2018. Incluye a Yissy García, una baterista reconocida internacionalmente que dirige el grupo Bandancha (y es hija de Bernardo García, uno de los fundadores de la legendaria orquesta Irakere); Yasek Manzano, un trompetista formado en la prestigiosa escuela de música Juilliard de Nueva York que colaboró ​​con personas como Djoy de Cuba y Wichy de Vedado; El Individuo, un MC que es parte del colectivo Con100cia de La Habana; Negro WadPro, un percusionista / productor que, además de producir sus propios ritmos, es un habitual en diferentes locales nocturnos de La Habana; Kamerum, cuyo repertorio incluye temas producidos para sus colegas de Guámpara y también canciones propias que unen el Caribe con América; y finalmente, Sigrid, compositora y vocalista que mezcla neo-soul con toques cubanos como son y filin.
 
El álbum relata las circunstancias únicas que configuran la creación de música en Cuba y combina ritmos afrocubanos tradicionales con influencias que van desde el hip-hop, el kuduro, el funky del Reino Unido y el dembow, omnipresente en el Caribe. Ahora más que nunca, los cubanos pueden abrirse al mundo exterior, ya sea a través de “El Paquete” (una entrega semanal informal de televisión, música y películas destinada al público de la isla) o a través de conexiones de acceso por horas a internet, que se consiguen en plazas públicas. Ha avivado el ruido ya saturado del paisaje urbano, bañado por el sonido de La Habana.
 
Havana Cultura: ¡Súbelo, Cuba! es un producto de este entorno y podría describirse como un conjunto de tradiciones afrocubanas fusionadas dentro de un marco de referencia más amplio. Es un enfoque que Jigüe define como Afro-futurista-tropicalia, un término que apunta al equilibrio que sustenta su colectivo Guámpara. Manteniendo su herencia cubana, entrelazada con ritmos de influencia africana, es una base desde la cual se entrelazan miles de influencias de otros lugares.
 
En los últimos años, ha aumentado en Cuba una apreciación por sonidos menos familiares. Un ejemplo es la exclusiva fiesta que aconteció al mismo tiempo que Will LV, Jigüe y Peterson estaban haciendo el álbum. Mientras un exclusivo conjunto de Afrobeats había vaciado la pista de baile en Bruselas unas semanas antes, Will LV recuerda la respuesta eléctrica que tuvo su música en La Habana. Este es un excelente ejemplo de cómo se combinan sonidos familiares y distintos con éxito.
 
El álbum proporciona un pantallazo de la cultura de club que evoluciona rápidamente. Por un lado, encontramos características únicas de Cuba, donde las tradiciones están teñidas por culturas extranjeras que han interferido intermitentemente, y por el otro, entendemos este sonido como parte de un cambio global hacia la música de club descentralizada, con ritmos bailables locales que influencian y desvían la atención de los epicentros tradicionales de la cultura del club. En definitiva, ofrece una nueva visión de La Habana con un firme arraigo en el pasado.

COMPRAR EL DISCO EN BANDCAMP
 
Listado de temas 

01 Enciéndelo (Feat. DJ Jigüe & Yissy García)
02 Compañeros tropicales (Feat. DJ Jigüe)
03 Bomba (Feat. El Individuo)
04 Diáspora (Feat. Negro WadPro)
05 Ciclo de la vida (Feat. Luz de Cuba & Kamerum)
06 Traketeo (Feat. Luz de Cuba)
07 Carambuko (Feat. Joao PGlagarto)
08 Soy libre (Feat. El Individuo)
09 Number One (Feat. Niño Fony)
10 Encontrándome (Feat. Sigrid)
11 Blues de mi barrio (Feat. Yasek Manzano)
12 Eshu (Feat. Kamerum)
13 Hasta pronto (Feat. DJ Jigüe & Yissy García)
 

DJ Jigüe

Negro Wadpro

Sigrid

Yissy García

Luz de Cuba

Niño Fony

El Individuo