Eme Alfonso 
Cantante y compositora

Su nombre es M - a veces escrito Eme-, y le sienta estupendamente. M por Mega-talentosa, Musicalmente superdotada. Es una cantante y compositora que no para de Metamorfosearse. Si escuchas sus dos discos, Eme (2012) y Señales (2008), un instante es todo vapor y soul como una Angie Stone cubana y al siguiente parece Macy Gray recitando Trova.

M nació en 1986 en el distrito de Havana Playa, donde todavía vive con sus padres. Su apellido, Alfonso, la vincula a la dinastía musical cubana fundada por sus padres a mediados de los años 70 y que su hermano continuó en los 90. Síntesis, como se llamaba- y se sigue llamando- el grupo de pop experimental de su familia, comenzó como un eco cubano del llamado "rock progresista" que llenaba los estadios de Europa y Norteamérica. Síntesis prácticamente inventó lo que los cubanos llaman hoy en día "fusión". La madre de M, Ele Valdés, toca los teclados; su padre, Carlos Alfonso, la guitarra y ambos cantan. Su hermano, X Alfonso, se unió al grupo en los 90 en una época en la que Síntesis incorporaba hip hop, trip hop, electro y otros sonidos a un repertorio que logró mantenerse distintivamente cubano.

"Yo empecé a hacer música cuando era muy joven. Siempre veía a mis padres en el escenario y cantaba con ellos", explica  M. "Siempre supe que era lo que quería hacer." A los 7 años, fue enviada al prestigioso conservatorio que lleva el nombre del gran compositor cubano Alejandro García-Caturla, donde estudió piano y canto. Debutó profesionalmente a los 14 años cuando se unió a Síntesis y compartió el escenario no sólo con sus padres, sino también con otros miembros de la realeza musical cubana como Chucho Valdés y Pablo Milanés.
 
Teniendo en cuenta todo lo dicho hasta ahora, las influencias musicales que cita en su perfil de Facebook resultan sorprendentes: Tears for Fears, Portishead, Tricky, Bjork, Elis Regina, Fiona Apple, Ella Fitzgerald.

¿Tears for Fears? "Mi música es una mezcla- una fusión," dice con educación. "Un poco de jazz, música cubana, funky, soul, todo junto, ¿no? También me gusta mucho la Trova. Los versos, la poesía. Todo eso mezclado."

En otras palabras, M Alfonso sería la peor pesadilla de un ejecutivo de marketing si éstos todavía controlasen las carreras de artistas singulares como M Alfonso. En el estado actual de la cosas, su música habla por sí misma y con mucha fuerza: "El producto que resulta- no lo sé. Es lo que te guste escuchar. Yo no lo defino. No tengo una palabra que defina mi música." Quizás no, pero apostamos que esa palabra, si existiese, empezaría con M.