Danza-Teatro Retazos
Grupo de Danza Contemporánea

Habana Vieja, el corazón colonial de la capital de Cuba, es donde todo lo viejo se hace nuevo otra vez, donde los edificios se limpian con chorros de arena para darles de nuevo su esplendor del siglo XVI, donde las mujeres con vestidos de rumba amarillos y los hombres con sombreros de Compay Segundo posan lánguidamente para los turistas. Por ello puede resultar sorprendente saber que este vecindario histórico acoge una de las compañías de danza más vanguardistas de la ciudad, y un festival anual que enfatiza la expresión artística y la participación de la comunidad por encima de tradición y preservación.

La compañía de danza se llama Retazos ("fragmentos"), y el festival es Ciudad en Movimiento (también llamado Festival Internacional de Habana Vieja), cuya 16ª edición tiene lugar del 11 al 17 de abril de 2011. Tanto la compañía como el festival fueron creados, y están ahora dirigidos, por una antigua bailarina chilena de nacimiento llamada Isabel Bustos Romoleroux.

"Al principio bailaba papeles muy tradicionales pero no me sentía en sintonía con lo que hacía", nos dijo Bustos, "así que empecé a investigar sobre el movimiento". Su investigación la llevó a estudiar con los mejores coreógrafos (Ramiro Guerra) y bailarines (Loipa Araújo) de Cuba y posteriormente a enseñar escenografía en el Instituto Superior de Artes de Cuba. Pero su verdadero salto a la fama tuvo lugar en enero de 1987 en su propia sala de estar. Empujó todos sus muebles contra una pared de manera que cinco bailarines tuvieran espacio suficiente para interpretar Mujeres, la primera producción de Retazos.

Dos décadas más tarde, Teatro-Danza Retazos reside en un edificio renovado elegantemente en la Calle Amargura, con oficinas, un teatro y estudios donde los niños del vecindario van a estudiar danza y artes visuales (pintura, papel maché, cinematografía...).

"Trabajo con las formas, técnicas, conocimiento, situaciones que encuentro a mi alrededor", dice Bustos. "Eso es Retazos: fragmentos de emociones, de vida, de sensaciones. Cada uno de nosotros está fragmentado, la forma en la que llevamos esos fragmentos es como se desarrollan nuestras vidas; y así es cómo surgió Retazos, de fragmentos".

Bustos llegó a La Habana en 1963, estudió ballet en la Escuela Nacional de Artes de Cuba (ENA), fue a París a estudiar coreografía en La Sorbona y volvió a La Habana para siempre. Hoy en día es conocida en todo el mundo de la danza, desde Europa hasta Norte y Sudamérica, donde Retazos ha sido invitada a actuar, pero es particularmente reverenciada en La Habana Vieja. Durante siete días cada primavera el festival Ciudad en Movimiento sacude los viejos adoquines del barrio a la vida, mientras la danza se expande por los parques, balcones, escaleras y calles. Tanto en el caso del festival como en el de las obras representadas por la compañía Retazos, el énfasis está en los experimentos y el descubrimiento artístico, y los resultados son típicamente impredecibles. La página web de Retazos habla de "querer destacar las distintas encrucijadas de la imaginación cultural de nuestra era".

Pensaría que la danza sería suficiente para Isabel Bustos, pero resulta que también diseña escenarios y trajes y es una pintora consumada. "Me siento mucho más cercana a las artes plásticas, al cine", dice."La imagen es la clave, el discurso viene a través de la imagen".