Danza Abierta
Compañía de danza

Danza abierta está a punto de festejar su 25 aniversario como una de las compañías de danza más impactantes e innovadoras de Cuba. Fue fundada en 1988 por Marianela Boán, una bailarina y coreógrafa que trabajaba con las mejores compañías de la isla: Danza Contemporánea y el Ballet Nacional. La idea de Boán para Danza Abierta, el nombre con el que bautizó su compañía, era enriquecer las coreografías con otras disciplinas como la pintura, la poesía, la canción, la música y el teatro. Le gustaba llamarlo "danza contaminada".

Susana Pous es española y estudió ballet clásico. No estaba particularmente interesada en Cuba hasta que asistió a un festival de danza en Barcelona a finales de los 90 y vio a Danza Abierta en acción. Ya en 2001 se había trasladado a La Habana para unirse a la compañía como bailarina. En 2008, se convirtió en la coreógrafa principal de Danza Abierta. Por el camino, conoció y se casó con X Alfonso, uno de los cantantes pop más conocidos en Cuba. Mientras Pous era todavía una estudiante en España, su futuro marido ya componía la música de una pieza de Danza Abierta. En la actualidad, X vuelve a trabajar con la tropa dirigida por su mujer.

Pous dio el salto de bailarina a coreógrafa cuando estaba embarazada de Luna, la primera de sus dos hijas. A medida que avanzaba el embarazo y continuaba bailando, se le ocurrió crear una pieza en torno a la idea de la maternidad. El resultado fue su primera coreografía, Qué se puede esperar cuando se está esperando. Junto a Pous, las bailarinas eran otras mujeres embarazadas.

El día de su entrevista con Havana Cultura está ocupada con el ensayo general de MalSon, su segunda coreografía que empezó a forjarse en 2009. Diez jóvenes bailarines vestidos de negro—cinco hombres y cinco mujeres—dan vueltas alrededor del pequeño estudio de forma convulsa, juntándose y separándose con distintos grados de violencia y emoción. "La acción se desarrolla en La Habana—explica Pous—, en La Habana de hoy e evoca los sueños y los deseos de la gente aquí en Cuba".

Añade que el decorado consistirá en imágenes de La Habana y música de X Alfonso. En lo que a sus propios sueños y aspiraciones se refiere, Susana Pous dice que le gustaría ver más artistas jóvenes cruzar las puertas de Danza Abierta. "Muchos talentos jóvenes se van de Cuba—afirma—. Yo creo que es importante que las personas jóvenes se apliquen, se entrenen y empiecen a crear".