Cubafonía - Dayme Arocena 
Serie de discos supervisada por Gilles Peterson

Hay una explosión de talento en Cuba y una nueva generación de artistas están remplazando las antiguas representaciones de Cuba con algo fresco, moderno y enfocado al futuro. 

En periodo de apertura, el orgullo en sus raíces del pueblo cubano es de importancia capital. Nacida de ese linaje, la cantante Daymé Arocena ancla sus composiciones en los ritmos clásicos de Cuba - abarcando la rica y diversa composición musical de su tierra natal a la vez que mira hacia el mundo que lleva dos años recorriendo. 

La cantante de veinticuatro años se estrenó en la escena musical internacionale en 2015 y suscitó una ola de entusiasmo entre la crítica con su disco Nueva Era. Esta primavera, vuelve con un segundo disco, Cubafonía, y embarca en una gira europea con fechas en Londres, París, Bruselas, Amsterdam y Berlín, entre otras. 

Cubafonía es el proyecto más pulido de Daymé desde que conoció a su mentor (y director de disquera) Gilles Peterson en 2012. El punto de partida son los distintos géneros autóctonos de la isla: del changüí de paso acelerado de Guantánamo al guaguancó onmipresente y las baladas estilo años 70. Cantando principalmente en español, Daymé deriva al inglés - e incluso prueba algo de francés - cuando le apetece. Estamos hablando de música con tradición para los ciudadanos del mundo de hoy. 

"[En Cuba] no tenemos una cultura nativa," explica Daymé. "No tenemos un pueblo indígena como el Maya o el Quechua. Hicimos un país con un gente de todos lados — eso es lo que distingue a la cultura cubana."