Bilko Cuervo
Director de cine

Bilko Cuervo, de 29 años, conversa de la misma forma que realiza sus vídeos galardonados: pasión a raudales, muchos cortes y saltos de cámara. Al hablar con él se ve por qué no tuvo ningún problema con mudarse a La Habana con 15 años. Nació en Holguin, a unos 700 km al este de La Habana, pero Bilko necesitaba el ritmo más rápido de la capital.

Bilko llegó al cine por medio de la publicidad. Hacía anuncios de televisión que parecían y sonaban como vídeos pop, y a partir de entonces se fue desplazando a los vídeos de verdad. Hasta la fecha Bilko afirma haber hecho la increíble cantidad de 156 vídeos musicales y la cantidad aún más increíble de 124 saltos en paracaídas ("¡todo gran artista tiene una vida secreta!"). Su experiencia en la publicidad le enseñó a satisfacer a sus clientes incluso si no era un fan apasionado de los productos que vendían. Esa lección fue crucial para él, porque tiene preferencia personal por el rock y el hip hop, pero la carrera de Bilko se despegó gracias al reggaeton. Ganó el Premio al Mejor Vídeo en 2007 por dirigir al grupo "Eddy K" en "Apagón Total". Hizo "El Gremio" para Gente de Zona y "Baby" para Alianza Cubana. "No tengo especial predilección por música como el reggaeton, pero es mi trabajo," dice.

Para él el secreto está en hacer cada película lo más interesante posible – y aparentemente hacerlas lo más cubanas posible también. Los decorados de La Habana constituyen el hilo común que une gran parte de la filmografía de Cuervo ("El Pilón" de William Vivanco, '"Nada" de Jackeline Vell, "Tú" de David Torrens, "Hoy Quiero Mas" de Osamu...). Él dice que quiere traer el ambiente y la imagen de las calles, de la vida cubana a sus vídeos cada vez que pueda.

Cuervo le tenía un especial cariño a un edificio de la Calle Humboldt en La Habana donde se hallaba un restaurante que se quemó y no volvió a abrirse. Entre la vegetación que ha cubierto gran parte del esqueleto de la estructura, las soleras de hierro retorcidas apuntan a todos lados.

A la mayoría de los cineastas les parecería un sitio típico para accidentes letales e interrumpirían la realización del filme en cuestión. Para Bilko Cuervo es el lugar "underground" perfecto para un vídeo de hip hop como "Chica Bonita", el vídeo que hizo para Cuban Expression. Está claro que el director prefiere jugar con la amenaza urbana en lugar de con un sustituto diluído.

"La música cubana se encuentra sumida en una crisis enorme ", declara. "Todo va sobre el sexo, el dinero, los coches grandes." Si esta es la música del pueblo, que así sea – pero Bilko no entiende por qué la música no puede ser bailable y estimulante desde un punto de vista intelectual. Como ejemplo a seguir, Cuervo destaca a los raperos puertoriqueños Calle 13, cuyos agudos comentarios sociales y letras satíricas les diferencian de los grupos de reggaeton característicos.

Recientemente Bilko hizo un documental que le llevó lejos de los problemas de la música cubana del siglo XXI. Volvió a la música cubana del siglo XVIII para realizar Yo Soy Tumbero. El filme narra la historia de la Tumba Francesa, un estilo llamativo de tambor y danza traído a Cuba por inmigrantes de Haití. Si se considera que la Tumba Francesa primero se hizo popular en las provicias cubanas del este, se podría decir que Bilko Cuervo ha completado el ciclo – volviendo a donde en su momento perteneció.