Herencia

Historia

A Cuba se la conoce como la "Isla del ron" gracias a una combinación de caña de azúcar famosa en el mundo entero (introducida por primera vez por Cristóbal Colón en 1493), un clima caribeño favorable a su crecimiento, un suelo fértil y un saber hacer único de los maestros roneros cubanos. Los marineros, los aventureros y los habitantes de Cuba solían usar esta excepcional caña de azúcar para elaborar un jugo fermentado y la "tafia" (el antepasado del ron).

La calidad mejoró radicalmente a partir de 1800 con la introducción de alambiques de cobre y con los primeros intentos de envejecimiento. Estas innovaciones se las debemos a Pedro Diago, conocido como el padre del ron cubano, quien tuvo la idea de almacenar los aguardientes en tinajones de barro enterrados.

La segunda mitad del siglo XIX vio nacer la producción de un ron más ligero y refinado, conocido como "ron superior". Este ron fue desarrollado a instancias de la Corona de España, que quería un ron más delicado capaz de satisfacer el paladar de los miembros de la Corte y las élites del Imperio. El Ron Superior es el padre del ron cubano actual: ligero, suave, delicado, seco y excepcional, tanto si se bebe sólo como en cóctel. Su popularidad fue tal que en 1860 ya había más de 1.000 destilerías en Cuba.

Havana Club es actualmente el ron cubano más conocido en Cuba y en el resto del mundo, y sigue personificando el patrimonio y la supremacía de la tradición ronera cubana. Basándose en el saber hacer único de sus maestros roneros, Havana Club ha mantenido vivo el arte del añejamiento: el arte de la destilación, el envejecimiento y la mezcla de rones premium. El nombre "Havana Club" encierra la herencia de la tradición ronera de Cuba y el ambiente único de La Habana, capital del país. Havana Club está íntimamente ligado a la cultura cubana; los cubanos se sienten profundamente orgullosos de lo que ha llegado a ser un auténtico símbolo nacional.

Iframe